Miquel Mars por delante y por detrás | Teatre Talia

Miquel Mars por delante y por detrás

Miquel Mars por delante y por detrás

de Teatro en Valencia
Miquel Mars por delante y por detrás

Los personajes de Por delante y por detrás celebran dos meses sobre el escenario del Teatre Talia y hasta el 20 de enero compartirán con nosotros risas, diversión, locuras e historias disparatadas.

Si ya habéis venido a ver la función pero queréis saber más sobre los protagonistas de esta divertida comedia, sus secretos y las motivaciones que les llevan a comportarse en ocasiones de forma tan rara, o si aún no habéis pasado por el teatro y queréis conocer qué papel desempeñan cada uno de ellos, os invitamos a seguir leyendo. Os prometemos que no habrá spoilers.

Hoy os desvelamos la cara y la cruz de un nuevo personaje. Hoy ponemos la lupa en Miquel Mars:

Por delante, Miquel Mars interpreta a Alfonso, el dueño de la casa donde se desarrolla la caótica y disparatada función. Alfonso y su mujer deciden acudir de incógnito a su mansión para disfrutar del hogar en el más absoluto secreto para no levantar sospechas de los inspectores de Hacienda. Intentan mantener en secreto su paradero, pero una carta con una comprometida notificación les está esperando en su domicilio.

Su idílico plan pronto se tornará imposible ante el desfile de insólitas y divertidas situaciones que se irán encontrando junto al resto de personajes. Un sinfín de gags y enredos muy divertidos que les complica su plan hasta desmontárselo por completo.

Por detrás, Miquel Mars es Joan Francesc, un actor que vive una complicada situación personal y que, sin poder evitarlo, le empieza a pasar factura en escena. A Joan Francesc acaba de dejarle su mujer el mismo día del ensayo general de la obra así que con semejante papelón, el actor no se encuentra, digamos, en su mejor momento.

Además, es un actor que crea situaciones caóticas sin querer, una de esas personas que siempre interviene con sus dudas en el momento más inoportuno. Esto le llevará a generar malos rollos con algunos de sus compañeros y malentendidos de épicas proporciones. Un embrollo total.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.   Aceptar